miércoles, 11 de febrero de 2015

Microprolactinoma.

Es un tumor hipofisario no canceroso (benigno) que produce una hormona llamada prolactina. Esto ocasiona la presencia de demasiada prolactina en la sangre.

Causas

La prolactina es una hormona que activa las mamas para producir leche (lactancia).
El prolactinoma es el tipo más común de tumor hipofisario (adenoma): representa por lo menos el 30% de todos los adenomas de la hipófisis. Casi todos los tumores hipofisarios no son cancerosos (benignos). Un prolactinoma se puede presentar como parte de un trastorno hereditario llamado neoplasia endocrina múltiple tipo 1 (NEM 1).
Los prolactinomas ocurren con mayor frecuencia en personas menores de 40 años. Estos tumores son más o menos cinco veces más comunes en mujeres que en hombres, pero son infrecuentes en los niños.
Por lo menos la mitad de todos los prolactinomas son muy pequeños (menos de 1 cm o 3/8 de una pulgada en diámetro). Estos pequeños tumores son más comunes en las mujeres. Además, permanecen pequeños y nunca crecen.
Los tumores más grandes son más comunes en los hombres. Tienden a ocurrir a una edad avanzada. El tumor puede crecer hasta un tamaño grande antes de que aparezcan los síntomas.
El tumor a menudo se detecta en una etapa más temprana en las mujeres que en los hombres.

Los medicamentos para el tratamiento de la función insuficiente de la tiroides (hipotiroidismo) y enfermedades mentales pueden elevar el nivel de prolactina. Esto puede causar síntomas similares a prolactinoma o un prolactinoma real.

Síntomas

En las mujeres:
  • Flujo de leche anormal de la mama en una mujer que no está embarazada ni lactando (galactorrea)
  • Sensibilidad en las mamas
  • Disminución del interés sexual
  • Disminución de la visión periférica
  • Dolor de cabeza
  • Infertilidad
  • Cesación de la menstruación sin relación con la menopausia o menstruación irregular
  • Cambios en la visión
En los hombres:
Los síntomas causados por presión de un tumor más grande pueden abarcar:
  • Dolor de cabeza
  • Letargo
  • Flujo nasal
  • Náuseas y vómitos
  • Problemas con el sentido del olfato
  • Cambios en la visión como visión doble, párpados caídos o pérdida del campo visual
Es posible que no se presenten síntomas, particularmente en los hombres.

Pruebas y exámenes

El médico realizará un examen físico y preguntará acerca de sus síntomas. El médico también hará preguntas sobre los medicamentos que está tomando para tratar afecciones como el hipotiroidismo o problemas de salud mental.

Los exámenes que se pueden ordenar son:

Tratamiento

Los medicamentos generalmente son eficaces para el tratamiento del prolactinoma. Algunas personas los tienen que tomar de por vida, pero otras pueden dejar de tomarlos, especialmente si el tumor ha desaparecido de la resonancia magnética. Sin embargo, hay un riesgo de que el tumor pueda crecer y producir prolactina de nuevo, en especial si es grande.
Un prolactinoma grande algunas veces puede crecer más durante el embarazo.
La cirugía se realiza en algunos casos cuando los síntomas son graves, como un empeoramiento repentino de la visión.
La radioterapia generalmente sólo se emplea en pacientes que presentan un prolactinoma que continúa o empeora después de tratarlo tanto con fármacos como con cirugía. Se puede administrar en forma de:

2 Visiones distintas:

Lina Infinitea dijo...

Hola, super interesante tu post!
Tienes un lindo y excelente blog!
Fue un placer pasar por aquí, estare mucho mas pendiente de tus entradas y realmente me haría mucha ilusión y seria un honor para mi que te pasaras por mi blog y participaras en el.
Besos preciosa.

abbie gold dijo...

conocía esta hormona pero no sabia que tenia tantos efectos

Publicar un comentario

Cada cual su historia, cada historia un mundo, cada mundo una persona.