lunes, 23 de noviembre de 2009

Despedida funebre.


No se cuantos familiares llevo enterrados en mis 18 años de vida...
No quiero saber cuantos más me quedan...
Pero se que esta vez es la única en la cual todo inspira un poco de paz.
Una vida se marchó.
La vida más importante que en mi corazón guardo...
Yayo te quiero mucho.
Pude despedirme, se que apenas eras consciente pero supiste que estube ahí.
Te echaré de menos toda mi vida...
Te recordaré cada noche.
Cada recuerdo del día hasta que lo supere será para ti.
Fuiste y serás un hombre querido, amado y respetado.
Tus amigos te recordarán por tu generosidad.
Tus hijos por la frialdad y el calor de tu amor fraternal.
Tus familiares cercanos por tu serenidad.
Tus nietos por ser el mejor yayo del mundo.
Y yo...
Yo te recordaré por ser mi segundo padre.
Por ser mi yayo.
Porque eres y serás lo más grande en mi vida, y porque por suerte o por desgracia, gracias a esta terrible tragedia, he aprendido que el miedo a la muerte y al dolor es inútil.
He aprendido que esconderse no sirve de nada, que hay que afrontar lo que te toca.
Espero que desde tu cielo te reencuentres con tu hermano y tu cuñada, tus padres y amigos.
Espero que nos cuides desde donde se suponga que uno va a parar.
Que siempre me des piñones en la porchada del campo antes de irme con la yaya a pasear.
Porque siempre he sido la niña de tus ojos y porque fui la única que no supo demostrarte lo que te quería.
Descansa en paz.

3 Visiones distintas:

Siab-MiprincesaAzul dijo...

Lo siento mucho amiga, pero recuerda q siempre están con nosotros y no se marchan del todo...
un beso grande!!
TQM

_____ H e l e n a dijo...

lo siento...
u.u
aun no es el final, hay cosas mejores despues de esto.
y siempre quedan los recuerdos.

Un beso

_____ H e l e n a dijo...

Hola, como sigues?
espero todo
este cambiando de color.

Un beso.

Publicar un comentario

Cada cual su historia, cada historia un mundo, cada mundo una persona.