lunes, 27 de julio de 2009

Palabras...

Llevo tiempo con las palabras pegadas en las comisuras de los labios.
En mi mente ya no fluye el poder de la poesía, tan solo fluye la pasión de lo carnal...
Extraño las noches en vela, escribiendo miles de palabras que en un principio no tenían sentido, pero a la mañana siguiente eran todo un mundo nuevo que no sabia que existía...
Idiota de mi, que en momentos de rabia y enfado quemaba mis mas preciadas libretas, solo por un puñado de mentiras ajenas...
Estúpida mente sencilla que no recuerda ni tan siquiera el titulo de su ultima obra...

Cansada estoy de ver pasar la vida por delante, viendo como la gente descubre su talento oculto y yo voy perdiendo lo único que hacia de mi alguien especial...

El poder de mis palabras ya no inculcan confianza en la gente y ya no muestran los sentimientos que desearía...

Inocente niña que destrozó su obra más preciada en el fuego...

En el silencio de este cuarto espero que vuelva a mi la musa de la soledad, llevándose consigo la alegría y el bienestar...

6 Visiones distintas:

Aida dijo...

¿De verdad quemaste lo que escribías? Yo no podría hacerlo, por muy enfadada que estuviera. Siempre lo guardo todo, incluso aquello a lo que ni siquiera tengo cariño. Por suerte, tienes todo un futuro para escribir y guardarlo :)
Un beso

Madame X dijo...

Las palabras se recuperan. Eres tú quien debes volver a creer en ellas. Así que manda a paseo a las musas, que son unas petardas casi siempre. Mírate en el espejo y échate un buen piropo. Y luego ve y escupe sobre el papel todo ese bullicioso mundo que llevas dentro. Te costarán las primeras líneas, pero, al rato, todo será fluido. Y, eso sí, ma cherie, no vuelvas a romper nada.

Por cierto, bellísima foto de Horst P. Horst, un emblemático fotógrafo de moda.

Un beso.

X

Symbelmynë dijo...

baby, no me queda más que estar de acuerdo con Madame. Las palabras se recuperan, no de la misa forma ni con el mismo ritmo, pero volverán a aparecer. Y, por Tutatis, no se te ocurra volver a destrozar nada. Si te sientes furiosa da cabezazos con la pared, pero deja las libretas en paz!!

bss

Y paciencia con las musas, que son seres caprichosos a los que cuesta bastante atrapar.

Symbelmynë dijo...

No me queda más que estar de acuerdo con Madame. Las palabras perdidas pueden ser reencontradas, pero el papel no. La próxima vez date una vuelta por un lugar tranquilo y después de encontrar la serenidad vuelve (por experiencia propia, los cmenterios son los mejores lugares para eso) Y no te preocupes de las musas. Fluctúan sin ton ni son ni razón que lo explique.

Animo, baby!!
Mantente alejada de los mecheros xD

Rossana dijo...

Niña : Pasa por mi casa y llevate un regalo especial para la BUENA VIBRA.

TE DEJO ADEMÁS UN ABRAZO
Rossana

Anónimo dijo...

Cariño creo que has teniado un gran fallo ropiendo todo lo que sentias por muy rabiada que estubieras. Yo jamás lo aría pero bueno no te preocupes porque recuperaras la tranquilidad cuando te relajes un poco dandote un paseo, reflexionando o directamente gritando. Tienes un gran "don" aprovechalo, poca gente dice cosas tan expresivas. Tu lo sientes no te dejes influir por los demas, y cuando oigas a gente hablar mal de ti o algo semejante, no olvides que las palabras se las lleva el viento y que si ellos se rien son ellos los que tienen un problema.
No vuelvas a quemar cosas que tienen mucho valor para ti.
Un gran abrazo.
Marta.

Publicar un comentario

Cada cual su historia, cada historia un mundo, cada mundo una persona.