lunes, 13 de julio de 2009

Somos simples peonzas en un inmenso y sofisticado juego de ordenador.
Sólo damos vueltas y más vueltas... movidos por nuestro propio interés y por la fuerza de nuestros sentimientos.
No damos ni un paso que antes no haya sido programado, evaluado, diseñado y corregido por nuestra mente.
Ya ves, de lo único que somos prisioneros verdaderamente es del interès, o como mucho, de nuestros posibles sentimientos.


No es mio, pero me gusta.

2 Visiones distintas:

Arwen dijo...

Pues puede ser que seamos prisioneros de nuestos sentimientos...pero intentamos mejorar y ser mejores dia a dia, por lo menos yo, besitosss Willow

Siab-MiprincesaAzul dijo...

hay q hacer algo para romper estas reglas de la vida...
un beso

Publicar un comentario

Cada cual su historia, cada historia un mundo, cada mundo una persona.