jueves, 4 de noviembre de 2010

....

-Yo solía pensar que llegaría un momento en que me sentiría mejor. Como por arte de magia. Pensaba que un día me despertaría y ya no estaría triste nuca más. No me sentiría culpable nunca más. Algo así como ¡ZAS!, y ya lo habría superado. Y esperaba que llegara ese día. Pensaba que en cuanto llegara el día en que me sintiera bien empezaría a vivir la vida, a disfrutar de ella otra vez.-Me río, un poco avergonzada por la emoción de mi voz-. Pero de lo que hoy me he dado cuenta por fin es de que no va a ser así. Es algo que llevaré conmigo. Para siempre. Y está bien. Está bien. Lo acepto.



Esto es de el libro Bella Malicia, de Rebeca James.


Resulta que no soy tan pesimista como creía ser, pero tampoco tan optimista como me gustaría.
Al menos no soy como era antes...

1 Visiones distintas:

Ana Goth Princess dijo...

hermooosa me encantaron las fotos, lo que escribiste auqnuehace mucho que no se de vos, viendo comentarios de entradas anteriores.. aqui me tienes
Preciosa, el libro de que trata?

Publicar un comentario

Cada cual su historia, cada historia un mundo, cada mundo una persona.