lunes, 24 de enero de 2011

Y pienso en la playa, en esas promesas nunca cumplidas y en besos jamás dados...
Y pienso en el pasado juntos, en el futuro separados y en el presente distantes...
Y pienso en tus manos, en tus labios, en tus ojos...
Y pienso en esos paseos junto a la playa, en esas escapadas al monte, en esos baños en el río...
Y pienso, recuerdo y sueño...
Y sonrío, y sonrío y vuelvo a sonreír...

Que fácil es ser feliz cuando no tienes a nadie mandándote callar, mandándote andar, ladrar o algo similar...
Que fácil es sonreír de verdad cuando unos pocos te demuestran y se dejan demostrar...
Que fácil es todo cuando no tienes deudas que saldar, tratos que acabar, ordenes que acatar...
Que fácil es vivir tranquila cuando nadie te prohibe nada, nadie te discute nada, nadie te ordena nada...
Que fácil es respirar sin nadie que te intente dominar, sin agobios, con libertad...
Que fácil es sonreír, y sonreír y volver a reír...

 

2 Visiones distintas:

sweet.girl dijo...

Siempre escribiendo cosas tan profundas, me gusta! :) Animo!

L dijo...

Que bonito es saber que tus emociones no dependen de otra persona.

Besos preciosa

Publicar un comentario

Cada cual su historia, cada historia un mundo, cada mundo una persona.