lunes, 27 de diciembre de 2010

Besame hasta que duela.

Si algo me gusta, voy y lo cojo.
Si quiero besarte y se que puedo besarte voy a hacerlo.
Si quiero morderte y me dejas, te morderé.
Quiero que aprietes tu mandíbula en mi cuello y tus manos en mi espalda.
Acercándome a tu cuerpo....
Mi espalda se arquea, tus uñas rasgan suavemente mi piel...
Muerdeme de nuevo, aprieta bien fuerte, no me voy a romper...
Salvaje...
Tierno...
Besos y más besos...
No se si es por la falta de aire o por el exceso de alcohol pero la cabeza me da vueltas...
Quiero más...
Tengo frío, demasiado frío, pero quiero más...
Sigue besandome.
Continúa acercándote a mi cuerpo...
Dejame explorarte...
Dejame morderte...
El frío y el cansancio le ganan a mis ansias de un cuerpo que devorar...

Fin del primer asalto.
.
Disfruta de la sensación de calidez hasta que vuelva...

La próxima vez, dejaré mi aroma en tus sabanas...




1 Visiones distintas:

L dijo...

Hola cariño... puedes coger de mi blog lo que quieras, no hay problema.

Me gusta tu entrada, a veces sentir a una persona que te excita cerca te eriza el bello, es maravilloso.. nunca dejes de sentir esa pasión que recorre el cuerpo como un escalofrío.
Besos

Publicar un comentario

Cada cual su historia, cada historia un mundo, cada mundo una persona.